Venus
OPEAL, un proyecto del Instituto de Ciencia Política Hernán Echavarría Olózaga, hace seguimiento permanente a la situación geopolítica, económica, medioambiental y de seguridad de la región así como a la coyuntura de seguridad y la política exterior colombiana.


 
Friday, 21 november 2014
 
From a lectern covered in a lacy, white cloth at a provincial Cuban church center last month, Roberto Veiga González and Lenier González Mederos took turns talking before about 60 intellectuals and activists about the value of political dialogue.
 
Not, perhaps, the most electrifying topic, but if politics is the art of the possible, it is a skill that the pair hope Cubans can master after wearying years of bombast and vitriol.
 
“A plurality of views can coexist,” said Mr. Veiga, a stocky lawyer and former magazine editor who, with Mr. González, has come to represent an emerging, less confrontational, approach to Cuban politics.
 
Looking over his reading glasses at the opening of a two-day seminar on Cuban sovereignty, he added, “It is possible to think differently but work together.”
 
If that is a difficult view to peddle in Washington, it is an even tougher sell in Cuba, where the state has, for decades, stifled debate and the government and its opponents are bitterly divided.
 
“We Cubans are the enemies of moderation,” said Mr. González, a former journalist, by telephone from Havana.
 
Mr. González, 33, and Mr. Veiga, 49, have been criticized as too timid by some in the opposition. But their dogged efforts to get Cubans talking have won them a strong following in Cuba’s tiny civil society.
 
They are leading figures in an incipient culture of debate that has taken root in recent years, largely as President Raúl Castro has allowed greater access to cellphones and the Internet and lifted some restrictions on travel, but also as the United States has lifted restrictions on Cubans visiting their relatives.
 
The pair reflect a breakdown of the binary politics of pro- and anti-Castro Cubans that dominated for decades and the development of a more diverse range of opinions, especially among younger Cubans, as they look to the era that will follow the Castros’ deaths.
 
As editors, until recently, of a Catholic magazine, the pair have created a space where dissidents, dyed-in-the-wool communists, artists, exiles, bloggers and academics can discuss national issues, both in print and at seminars held in a Catholic cultural center in Old Havana.
 
Their new project, Cuba Posible — part forum, part online magazine, part research organization — aims to do the same, and will test the government’s threshold for debate as well as Cubans’ appetite for finding a third way.
 
Serious and circumspect, Mr. González and Mr. Veiga lack the caustic eloquence of Yoani Sánchez, whose blog Generation Y has millions of readers, and the daring of some dissidents. They tread carefully, advocating political change without rupture and keeping some distance from the Castros’ most outspoken adversaries.
 
The two have become a double act, hosting debates together, traveling together for conferences and studying together in Italy for doctorates in sociology (Mr. González) and political science (Mr. Veiga).
 
Both are Catholics. Mr. González was raised in a religious family and Mr. Veiga joined the church as an adult. Their faith, they say, fuels their quest for solutions.
 
“We saw that there was a whole range of people who didn’t have anywhere to express themselves,” said Mr. González, adding, “We have a Christian calling to try to mend something that is broken.”
 
Still, their styles are different: Mr. Veiga, a lawyer from the city of Matanzas, about 60 miles east of Havana, is preoccupied by issues like constitutional reform and chooses his words carefully.
 
Cuba Posible does not advocate democracy, he said in a telephone interview, but promotes dialogues that incorporate “discernment of the question of how to advance towards fuller democracy.”
 
Mr. González, who studied media and communications at the University of Havana, is more direct than Mr. Veiga and, acquaintances say, less patient.
 
Cubans and political analysts say the pair are trusted and respected, even by those whose posture is more confrontational. Katrin Hansing, a professor of anthropology at Baruch College, who has known both men for years, said they were “thoughtful” and “courageous.”
 
When they took over Lay Space, the Cuban Catholic magazine, in the mid-2000s, Mr. Veiga and Mr. González refocused it, to include essays from academics, economists and political scientists. They wrote editorials on the timidity of the government’s economic reforms and the options for a transition to democracy.
 
Their debates drew a spectrum of voices that Philip Peters, president of the Cuba Research Center in Virginia, said he had found “nowhere else” in Cuba. Some discussions were slow and academic, others surprisingly frank.
 
The impact of their efforts to broaden debate is hard to determine. Mr. Veiga said officials had told him they followed what was said. Still, he said, “We need many more spaces, mechanism and guarantees so that citizens’ opinions can effectively interact with the public powers.”
 
Mr. Veiga and Mr. González are not the only, nor the first, Cubans debating national politics. Publications, including New Word, the magazine of the archdiocese of Havana, have bluntly urged much faster economic reforms. Temas, a cultural magazine, has, for years, held monthly discussions that are open to the public.
 
Antonio Rodiles, a physicist by training, has gained recognition for hosting discussions and jam sessions that are broadcast online under the name State of SATS — an activity for which he has been arrested more than once.
 
The middle ground, too, can be fraught. Mr. González set off a fierce debate among bloggers and intellectuals last year when, at a conference in Miami, he advocated a “loyal” opposition — one, he explained, that sees the government as an “adversary” but not an enemy.
 
Mr. Peters said the stance was “very practical,” adding: “They want to see great changes in their country, but they don’t want to start by tearing down the system and starting over again.”
 
Others disagree.
 
“I cannot sit and debate with a government in a position of weakness, where I am not their equal,” said Walfrido López, a government critic who has been living in the United States for six months.
 
Continue reading the main story
Mr. López said that, while he appreciated Mr. Veiga and Mr. González’s efforts, he thought they were “too timid,” and should have a more open relationship with dissidents.
 
“A space is either free and open, or it’s not a space,” he said by telephone.
 
Mr. Veiga shrugs off such criticism.
 
“There are people who believe that acknowledging the other is a capitulation, and you’ll find them at either end of the political spectrum,” he said. “That’s the price you pay for making some effort for the common good.”
 
In May, that price was to lose their space in the church. Mr. Veiga and Mr. González resigned from Lay Space, citing the “polemic” that they had caused within “certain sectors of the ecclesiastical community.” The two refused to comment on their reasons for leaving the magazine in a telephone interview and in emails.
 
The storm that ensued was a measure of their following: Bloggers and academics reacted with dismay, quibbled about whether they had jumped or been pushed and argued about what their departure meant for civil society.
 
Whatever the reason, Mr. Veiga and Mr. González now hope to weave a new strand with Cuba Posible.
 
The fuss that erupted after he and Mr. Veiga left Lay Space took the two by surprise, he said, and convinced them their work was worth continuing. Not that he particularly liked the attention.
 
“It’s nice to be stopped on the street and someone salutes you for an article you’ve written,” said Mr. González. “But, actually, we’re both pretty shy.”
 
 
Lea completa la noticia en: nytimes.com
 
 

Más información y análisis en: www.opeal.net

Published in Noticias Cuba
Viernes, 14 Noviembre 2014 14:14

Cuba: ¿la hora final del embargo?

 
 
Viernes, 14 de noviembre de 2014
 
Comenzaba en Cuba los críticos años noventa y en la calle Ocho de Miami una obra de teatro arrasaba: En los 90 Fidel revienta. La comedia se había llamado antes En los 70 Fidel revienta, y como el enunciado no se cumplía, aquello acabó convirtiéndose en una saga hasta llegar a la puesta en escena, cuando batió todos los récords: la obra duró diez años en cartel, protagonizada por el cómico cubano Armando Roblán (quien murió el año pasado en Estados Unidos sin ver cumplido su sueño).
 
En aquellos años el mundo bipolar de la Guerra Fría se convirtió en unipolar y EE UU endureció su política de embargo hacia la isla con leyes como la Torricelli (1992) y la Helms-Burton (1996). Estas normativas hicieron extraterritoriales algunas de las medidas que perseguían el comercio con Cuba y trataban de aislar al Gobierno de Fidel Castro, estrategia política nacida casi con el inicio de la revolución, en 1959, y que —increíblemente— medio siglo después sigue en vigor.
 
Aquel, pensaban algunos, era tiempo de apretar. Parecía que el socialismo cubano estaba a punto de desaparecer, igual que antes se había desmoronado Europa del Este como un castillo de naipes tras la caída del muro de Berlín (25 años acaban de cumplirse). Hablamos de años tremendos para los cubanos, cuando los apagones llegaron a ser de 14 horas diarias y una epidemia de neuritis, causada por la mala alimentación, afectó a 50.000 personas. Tan convencido estaba entonces Occidente de que al castrismo le quedaba un asalto, que las grandes editoriales se desbocaron: en 1993 apareció Castro's final hour, de Andrés Oppenheimer (Simon & Schuster) y Fin de siècle à la Havane, de François Fogel y Bertrand Rosenthal.
 
Sin embargo, la hora final de Castro se alargó un pelín (van 22 años de prórroga), y ya puestos a sobrevivir, el comandante no solo lo hizo a la desaparición del socialismo real sino también a su propia enfermedad, una diverticulitis mal curada que estuvo a punto de costarle la vida y dar el gusto a sus enemigos en 2006, pero no.
 
Hoy la isla no está gobernada por Fidel Castro sino por su hermano Raúl, pero puede decirse que Cuba en esencia sigue siendo la misma, y también que el embargo norteamericano ha sido un fracaso. Si algo ha cambiado en el país —mayores márgenes para la iniciativa privada, apertura a la inversión extranjera, eliminación de las restricciones para salir del país, incluso para los disidentes— ha sido por decisión y conveniencia del propio Gobierno, no resultado de la política de presión estadounidense.
 
Este hecho incuestionable —y visible desde hace tiempo para todo aquel que no fuera cegato— ahora es aceptado en EE UU por influyentes poderes y personalidades, desde The New York Times a Hillary Clinton. La exsecretaria de Estado recientemente revolucionó la capital del exilio con unas declaraciones, a propósito de la publicación de su reciente libro de memorias, sobre la necesidad de cambiar el enfoque hacia Cuba y acabar con el embargo. Días después, el New York Times se descolgó con un editorial en el que pidió abiertamente a Obama dar un giro de 180 grados a su política y restablecer relaciones con Cuba. El diario calificó el embargo de “insensato”, y a ese editorial se sucedieron cuatro más en el último mes, uno de ellos aplaudiendo la actitud de Cuba en la lucha internacional contra el ébola, otro pidiendo el canje de varios espías cubanos encarcelados en EE UU por un contratista norteamericano preso en La Habana, y el último —el domingo pasado— abogando por el fin de las acciones encubiertas de Washington para promover la democracia en Cuba.
 
Un largo medio siglo después del comienzo del embargo, cada vez son más (y se escuchan más altas) las voces que piden no aguardar otros 50 años para quitar de escena una obra de teatro tan obsoleta como la famosa En los 90 Fidel revienta.
 

Lea completa la noticia en: internacional.elpais.com

Más hechos y aconteciemintos de la actualidad de América Latina

Más información y análisis en: www.opeal.net

 
Published in Noticias Cuba

Viernes, 7 de noviembre de 2014

Panamá y Cuba finalizaron las negociaciones del Primer Protocolo Modificatorio del Acuerdo de Alcance Parcial docuento que fue firmado este 7 de noviembre en La Habana Cuba..

Las exportaciones panameñas a ese destino del Caribe alcanzan los US$2.5 millones; mientras que las importaciones, procedentes de la República de Cuba, totalizan los US$661,000, para el año 2013. Con relación al flujo de comercio bilateral, el titular del MICI señaló que “estamos seguros se incrementará con la incorporación de nuevos productos y la mejora de algunas de las preferencias vigentes”.

El Ministro de Comercio explicó, que este acuerdo amplía y profundiza disciplinas en materia de: Acceso a los Mercados; Reglas de Origen; Propiedad Intelectual y Derecho de Autor.

En materia de acceso a mercados, Panamá obtuvo nuevas preferencias para 73 líneas arancelarias y mejoras en 31 líneas arancelarias, en productos tanto agrícolas como industriales; e hizo nuevas concesiones a Cuba en 200 líneas arancelarias y en 39 fracciones arancelarias mejoró las preferencias existes.

En referencia a las reglas de origen, las Partes acordaron reglas tanto para los productos cuyas preferencias fueron ampliadas, así como para la lista de preferencias que actualmente estaban en vigencia; adicionalmente, se lograron reglas flexibles para productos de gran interés para Panamá, dentro de las cuales se pueden destacar queso fundido, embutidos y jugos.

El Ministro de Comercio de Panamá Melitón Arrocha reitera estar complacido con la aprobación de la Comisión Administradora de este  Acuerdo del Código de Conducta y Reglas de Procedimientos del Tribunal Arbitral, elemento importante para la aplicación del Régimen de Solución de Controversias.

Según el Titular de Comercio e Industrias, Panamá asumió el compromiso de negociar una ampliación y profundización del Acuerdo de Alcance Parcial existente entre ambos países, con la finalidad de ponerle más ímpetu a la relación comercial y económica entre ambas naciones, a la vez que se logra un acceso ampliado para productos panameños al mercado cubano.

“Para Panamá, tener acuerdos comerciales preferenciales con hermanos países del Caribe, representa un elemento clave de la estrategia comercial.  Es así como se firmó un Acuerdo de Alcance Parcial con Trinidad y Tobago, y se mantiene vigente un Acuerdo de Alcance Parcial con República Dominicana desde 1987”, afirma el Ministro Arrocha, durante la firma de los textos comerciales. 

Panamá y Cuba finalizan negociaciones de acuerdo comercial

Lea completa la noticia en:www.anpanama.com

Más hechos y aconteciemintos de la actualidad de América Latina

Más información y análisis en: www.opeal.net

 

 

 

 

Published in Noticias Panamá

Viernes, 24 de octubre de 2014

El grupo terrorista de las FARC confirmó este jueves que el comandante Félix Antonio Muñoz ('Pastor Alape'), uno de sus principales jefes militares, viajó a Cuba, donde se sumaría a las negociaciones de paz con el gobierno colombiano.

Muñoz, miembro del Secretariado de las FARC, el órgano colegiado que dirige el grupo, publicó en el sitio web de su delegación de paz una columna de opinión fechada en La Habana, confirmando que viajó a Cuba, tal como habían dicho medios colombianos en los últimos días.

Las FARC publican a menudo escritos de dirigentes en la clandestinidad, pero en ese caso aparecen fechadas en "las montañas de Colombia".

En su columna, Muñoz afirma que hay indicios de que "la paz sí es posible" en Colombia tras medio siglo de violencia armada que ha dejado unos 220.000 muertos y más de 5,3 millones de desplazados, según cifras oficiales.

"El acompañamiento de los anhelos nacionales de paz, movilizados en todos los rincones de la patria, son factor determinante para lograrlo", escribió el jefe rebelde en su columna, fechada el 12 de octubre pero publicada en esta jornada.

Medios colombianos habían asegurado que Muñoz y Luis Antonio Losada ('Carlos Antonio Lozada'), también miembro del Secretariado, habían viajado a Cuba para integrarse a las negociaciones de paz.

Los medios indicaron que los terroristas estaban efectuando cambios en la composición de su delegación en La Habana, que negocia un acuerdo de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos desde noviembre de 2012.

Referencia. Archivo AFP

Lea completa la noticia en: www.ntn24.com

Más hechos y aconteciemintos de la actualidad de América Latina

Más información y análisis en: www.opeal.net

Published in Hechos

Lunes, 20 de octubre de 2014

El representante de la Organización de las Naciones Unidas para Colombia, Fabrizio Hochschild, dijo frente a la tormenta que se desató luego de que se conociera el tema de los viajes del máximo jefe de las Farc, alias 'Timochenko' a La Habana (Cuba), que es natural que este tipo de reuniones se den, como una estrategia de apalancamiento a los diferentes procesos de paz que se estén desarrollando.

“Es muy normal cuando se hace un proceso de paz que hayan contactos de los jefes de la guerrilla con sus negociadores, yo creo que hay mucha preocupación en Colombia, que la guerrilla actúa de una manera coherente, que están todos detrás de su actuación en la mesa, pero creo que esos contactos son importantes y son prácticas que se usan en todos los procesos de paz, desde el punto de vista internacional, no entendemos completamente por qué la controversia es tan intensiva”, aseguró el representante de la ONU.

Frente a la posibilidad de que la Procuraduría General de la Nación le abra un proceso al presidente Juan Manuel Santos por la salida del país de 'Timochenko', Hochschild manifestó que no es partidario de opinar frente a temas internos de país, pero que si son necesarios estos escenarios para facilitar los acuerdos entre las partes negociadoras.

“Yo no quiero entrar en temas internos de Colombia y de la legislación colombiana, lo que sí puedo enfatizar, es que tales contactos son completamente normales en otros procesos de paz, y manejar procesos de paz con cierta discreción es absolutamente fundamental en su éxito, al momento que se pone cada paso de un proceso de paz a la luz pública, eso tiene un efecto que frena las discusiones, entonces si tiene que haber cierta discreción en el manejo de estos temas, esas son las prácticas internacionales”, dijo el funcionario de la ONU.

Frente al tema del descontento que hay por ciertos sectores de las víctimas, con las personas que han viajado y que viajarán a La Habana para encontrarse con los negociadores de la guerrilla, hizo referencia a que jamás será suficiente el número de personas que vayan a Cuba, pero que si hay un grupo importante que está haciendo un ejercicio frente a sus victimarios, que redunda en la consecución de la paz.

“Yo entiendo esas críticas, porque dentro de un mundo de 7 millones de víctimas, es imposible elegir 60 personas donde todas se sientan bien representadas, eso es inevitable, lo que sí puedo enfatizar es que de parte de los organizadores, la iglesia católica, la Universidad Nacional y el Sistema de Naciones Unidas, estamos haciendo el mejor intento que podemos, y aunque no podemos pretender que con 60 personas estamos representando el universo de víctimas, sí podemos enfatizar que los 60 que van a ir y los 36 que han ido, son personas que han sufrido mucho, que tienen toda la legitimidad, y cada uno de ellos ha tenido un mensaje muy importante para las partes en la mesa”, agregó.

El cuarto grupo de víctimas

El grupo número cuatro de víctimas que visitará a los negociadores del Gobierno Nacional y de las Farc, está casi listo. Así lo dejó ver el representante de la ONU en Colombia, solo están afinando los últimos detalles del tema, pero a principios de noviembre ellos estarán viajando.

“Estamos trabajando, es el cuatro grupo que se va a comienzos de noviembre, puedo decir que vamos a seguir con la práctica de incluir representantes de regiones que no han sido representadas antes, que vamos a seguir con víctimas que han sufrido por hechos victimizantes que no fueron representados… Entonces vamos a seguir tratando de aumentar la diversidad de víctimas en este cuarto grupo”, acotó Fabrizio Hochschild.

Las palabras del representante de la ONU se dieron en el marco de la inauguración de la casa de la organización en Villavicencio, la cual atenderá a todas las víctimas del Meta y Guaviare. Al evento asistieron el gobernador del Meta, Alan Jara Urzola, y los alcaldes de Villavicencio y San José del Guaviare.

Viaje de Timochenko a Cuba sirve de apalancamiento al proceso de paz: ONU

Lea completa la noticia en:www.elpais.com.co

Más hechos y aconteciemintos de la actualidad de América Latina

Más información y análisis en: www.opeal.net

Published in Hechos

BBC

Friday, 3 october 2014

US Secretary of State Henry Kissinger drew up plans to "smash Cuba" with air strikes nearly 40 years ago, government papers obtained by researchers show.

He was angered by Cuba's 1976 military intervention in Angola and was considering retaliation if Cuban forces were deployed elsewhere in Africa.

The information comes from documents declassified at the request of the National Security Archive.

They show that Mr Kissinger was eager for the US to stand up to Cuba.

The documents from the Gerald R Ford Presidential Library show that US officials devised plans to attack ports and military installations in Cuba in addition to measures ordered by Mr Kissinger to deploy Marine battalions based at the US Navy base at Guantanamo Bay to "clobber" the Cubans.

Anger

The government documents are published in Back Channel to Cuba, a new book by American University professor William M LeoGrande and the director of the National Security Archive's Cuba Documentation Project, Peter Kornbluh.

Mr Kornbluh told the New York Times that Mr Kissinger was angered by what he felt was the decision by then Cuban President Fidel Castro to pursue his own foreign policy agenda in Africa rather than normalise relations with the United States.

The newspaper reports that Mr Kissinger has refused to comment on its story.

Mr Kissinger, secretary of state from 1973-77, initially supported underground efforts to improve relations with Cuba.

But the newly released documents show he was infuriated by Cuban President Fidel Castro's decision in late 1975 to send troops to Angola to help the newly independent nation fend off attacks from South Africa and right-wing guerrillas.

Former US Secretary of State Henry Kissinger (June 2013)
Mr Kissinger's planned intervention came 15 years after the Bay of Pigs fiasco of April 1961
"Kissinger, the global chessboard player, was insulted that a small country would ruin his plans for Africa and was essentially prepared to bring the imperial force of the United States on Fidel Castro's head," Mr Kornbluh was quoted in the newspaper as saying.

"You can see in the conversation with [US President] Gerald Ford that he is extremely apoplectic," Mr Kornbluh said, describing the then secretary of state's language about doing harm to Cuba as "quintessentially aggressive".

"I think we are going to have to smash Castro," Mr Kissinger told Mr Ford in a White House meeting in February 1976, adding Mr Ford should defer action until after the presidential election that November.

"I agree," Mr Ford said.

US contingency plans drawn up on the options warned any military aggression by the US in Cuba could lead to a direct confrontation with the USSR.

This 1972 file photo shows Fidel Castro, leader of the Cuban Communist party speaking to the press in Havana, Cuba
Henry Kissinger was initially supportive of attempts to normalise relations with Fidel Castro's government
"The circumstances that could lead the United States to select a military option against Cuba should be serious enough to warrant further action in preparation for general war," one document said.

The plans were never undertaken, as Jimmy Carter was elected president that year.

Mr Kissinger's planned intervention came 15 years after a group of some 1,500 Cuban exiles trained and financed by the CIA launched an ill-fated invasion of Cuba from the sea in the Bay of Pigs.

The plan was to overthrow Fidel Castro and his revolution.

Instead, it turned into a humiliating defeat which pushed Cuba firmly into the arms of the Soviet Union and has soured US-Cuban relations to this day.

Former Secretaries of State (L-R) Henry Kissinger, James Baker, Madeleine Albright, Colin Powell and Hillary Clinton (September 2014)
Henry Kissinger (left) is the oldest surviving former secretary of state in a list that includes James Baker, Madeleine Albright, Colin Powell and Hillary Clinton
Supporters of Mr Kissinger say he played a key role in US foreign policy under presidents Nixon and Ford at the height of the Cold War, pointing out that he brokered detente with the Soviet Union, paved the way for President Nixon's landmark visit to China and who, they argue, negated the Communist threat in Latin America.

They argue that he was instrumental in securing peace deals in the Middle East and Vietnam.

But critics say he was the orchestrator of the controversial carpet bombing of neutral Cambodia during the Vietnam War and helped Pakistan, Greece, Indonesia and Chile to embark on acts of repression.

Former US Secretary of State Henry Kissinger (June 2013)

Lea completa la noticia en: bbc.com

Más hechos y aconteciemintos de la actualidad de América Latina

Más información y análisis en: www.opeal.net

Published in Noticias Cuba

Jueves, 2 de octubre de 2014

Un grupo de 165 médicos y enfermeros cubanos han partido hacia Sierra Leona como parte de la primera brigada que envía La Habana a combatir el ébola en África, antes de mandar también cooperantes a Liberia y Guinea Conakry, informaron el jueves medios oficiales.

La delegación está formada por 63 médicos y 102 enfermeros con más de quince años de trabajo, que en su mayoría tienen experiencia como cooperantes de salud en otros países y muchos de ellos en África.

Los profesionales sanitarios fueron despedidos en el aeropuerto por el gobernante cubano, Raúl Castro, cuyo Gobierno se comprometió a inicios de mes con la Organización Mundial de Salud (OMS) en ayudar a la lucha contra el ébola en África Occidental con el envío de profesionales médicos.

“Justo en la escalerilla del avión, el General de Ejército dio un apretón de manos a cada uno de los cooperantes cubanos, que con evidente entusiasmo partieron para cumplir con el sagrado deber de salvar vidas”, indica una nota oficial publicada hoy jueves por el diario oficial Granma.

Según la información, Cuba también ha enviado a los jefes de las brigadas médicas que mandará a Liberia y Guinea Conakry “como avanzada” para “crear las condiciones para la el arribo de colaboradores cubanos a ambos países”.

La semana pasada Cuba elevó a 461 el número de sus sanitarios que combatirán el ébola e incluyó a esos dos países en su ayuda, que inicialmente sólo estaba prevista para Sierra Leona, donde ya tenía una brigada de 23 sanitarios.

El Ministerio de Salud Pública cubano aseguró que un total de 15,000 profesionales están preparados para sumarse a la campaña contra el virus del Ébola.

El grupo que viajó anoche, formado sólo por hombres, recibió un adiestramiento intenso en La Habana que, según las autoridades, incluyó preparación teórica y práctica, entrenamientos en bioseguridad y riesgos de enfermedades emergentes.

Durante los últimos 55 años, Cuba ha llevado la colaboración médica a 158 países, con la participación de 325.710 trabajadores del sector y, en la actualidad, 4.048 prestan servicios en 32 países africanos, según datos oficiales.

Este brote de ébola, el más grave desde que se descubrió la enfermedad, surgió en Guinea Conakry y se extendió posteriormente a Liberia, Sierra Leona, Nigeria y Senegal.

Desde entonces, el virus ha causado ya la muerte de más de 3,000 personas, según la OMS.

Los primeros 165 médicos y enfermeros del total de 461 que Cuba enviará a combatir la epidemia de ébola en África debían llegar la mañana de este jueves a Sierra Leona.

Lea completa la noticia en: elnuevoherald.com

Más hechos y aconteciemintos de la actualidad de América Latina

Más información y análisis en: www.opeal.net

Published in Noticias Cuba

Miércoles, 1 de Octubre de 2014

El Banco Central de Cuba estudia aumentar el dinero circulante y emitir billetes de pesos cubanos de más valor como paso previo a la unificación de las dos monedas que circulan en la isla hace 20 años, informó la institución este miércoles.

“Es lógico que de establecerse el peso cubano como única moneda, y a partir de que los precios minoristas mantendrán el presente nivel, se necesite mayor cantidad de circulante, incluso, se valora la posibilidad de emitir billetes de más alta denominación”, dijo el presidente del organismo Ernesto Medina, sin dar más detalles.

Medina destacó, citado por el diario oficial Granma, que el banco estudia los indicadores de circulación monetaria para conocer “hasta qué punto resulta correcta o no la circulación existente en la población y el sistema empresarial”.

El ejecutivo destacó que el Banco Central también trabaja para “potenciar la utilización de tarjetas magnéticas” con el objetivo de “evitar el uso de efectivo y facilitar las operaciones” financieras en un escenario posfusión de las monedas.

En Cuba circulan dos monedas desde hace 20 años, el peso cubano o CUP, con el cual se pagan los salarios y servicios públicos, y que se cotiza a 25 pesos por dólar.

La otra moneda es el peso cubano convertible (CUC), que tiene paridad con el dólar, con el cual se paga en diversas tiendas, hoteles, restaurantes y centros turísticos, entre otros, y que desaparecerá con la unificación monetaria, anunciada el 22 de octubre de 2013.

Hasta ahora la población desconoce el cronograma de la eliminación de la doble moneda, que provocó una irritante desigualdad social y fuertes distorsiones en las cuentas nacionales.

En la isla existen billetes de 1 a 100 CUP.

Las autoridades han tratado de tranquilizar a la población sobre la unificación, asegurando que los ahorros y depósitos bancarios serán respetados, y no habrá alzas de precios.

Medina insistió en que la fusión “no afectará el estado de la cuentas bancarias, pues éstas se convertirán de forma automática, con el propósito de proteger a los clientes”, dijo Medica.

Varias personas hacen cola para entrar a una Casa de Cambio el 22 de octubre de 2013, en La Habana (Cuba). EFE/Alejandro Ernesto

Lea completa la noticia en: elnuevoherald.com

Más hechos y aconteciemintos de la actualidad de América Latina

Más información y análisis en: www.opeal.net

Published in Noticias Cuba

La Prensa

Miércoles, 17 de Septiembre de 2014

LA HABANA, Cuba. (EFE). -La vicepresidenta y ministra de Exteriores de Panamá, Isabel de Saint Malo de Alvarado, realizará mañana una visita oficial a Cuba con el objetivo de promover la participación de la isla en la Cumbre de las Américas, que se celebrará en el país en la primavera de 2015.

La canciller panameña se entrevistará con el ministro de Relaciones Exteriores cubano, Bruno Rodríguez, según informó el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba.

La llegada de la canciller está prevista para mañana a las 09.30 hora local (13.30 GMT), y antes del encuentro con su homólogo cubano participará en una ofrenda floral ante el monumento dedicado al libertador José Martí en La Habana.

La agenda de ese encuentro está marcada por la posible participación de la isla en la Cumbre de las Américas, foro al que nunca ha asistido al estar promovido por la Organización de Estados Americanos (OEA), de la que Cuba fue suspendida en 1962.

Panamá, anfitriona de la Cumbre en 2015, anunció hace dos semanas su intención de invitar formalmente al presidente cubano, Raúl Castro, a pesar de las reticencias expresadas por Estados Unidos al respecto.

La suspensión de Cuba en la OEA fue anulada en 2009, pero desde entonces Cuba ha rechazado todas las invitaciones a la Cumbre de las Américas, mientas que Estados Unidos y Canadá nunca se han mostrado favorables a su participación.

Isabel de Saint Malo de Alvarado viaja cuba

Lea completa la noticia en: prensa.com

Más hechos y aconteciemintos de la actualidad de América Latina

Más información y análisis en: www.opeal.net

Published in Noticias países
Lunes, 15 Septiembre 2014 17:47

Cuba to send doctors to Ebola areas

BBC

Monday, 15 September 2014

Cuba is sending 165 health workers to help tackle the Ebola outbreak in West Africa, officials say.

Doctors, nurses and infection control specialists will travel to Sierra Leone in October and stay for six months.

The announcement comes as the World Health Organization says new cases in West Africa are increasing faster than the capacity to manage them.

More than 2,400 people have died from the virus in recent months and some 4,700 people have been infected.

 

The death toll remains highest in Liberia, Sierra Leone and Guinea.

World Health Organization (WHO) officials say the number of people affected is likely to be much greater than current estimates suggest.

In Liberia WHO experts say there is not a single bed left to treat patients with Ebola.

But the world football association, Fifa, says it is joining forces with the United Nations to turn the country's national stadium into a large-scale Ebola treatment unit.

Dr Margaret Chan, director of the WHO, said: "If we are going to go to war with Ebola we need the resources to fight.

"I am extremely grateful for the generosity of the Cuban government and these health professionals for doing their part to help us contain the worst Ebola outbreak ever known."

'Health diplomacy'
She added: "Cuba is world-famous for its ability to train outstanding doctors and nurses and for its generosity in helping fellow countries on the route to progress."

Through a global medical programme, doctors have been deployed to a range of countries, from Algeria to South Africa.

And many consider this medical help to be a central part of Cuba's international relations.

One of Cuba's most extensive efforts is an eye surgery programme in Venezuela where thousands of cataract operations have been performed.

Hundreds of Cuban medical workers were sent to Haiti during the earthquake in 2010.

The country also trains thousands of overseas medical students, many of whom return to their home nations to work.

Ebola virus disease (EVD)
Coloured transmission electron micro graph of a single Ebola virus, the cause of Ebola fever

Symptoms include high fever, bleeding and severe headaches

Fatality rate can reach 90%

Incubation period is two to 21 days

There is no vaccine or cure

Supportive care such as rehydrating patients who have diarrhoea and vomiting can help recovery

Fruit bats are considered to be virus' natural host

Baby tested for Ebola

Lea completa la noticia en: www.bbc.com

Más hechos y aconteciemintos de la actualidad de América Latina

Más información y análisis en: www.opeal.net

Published in Noticias Cuba
Página 1 de 25
Instituto de Ciencia Política Calle 70 No. 7ª-29 PBX: 317 79 79 Fax: 317 79 89 Bogotá - Colombia www.icpcolombia.org
Agencia Digital