02:26 AM
Monday, 1 Sep 2014

Lunes, 14 de Julio 2014

La ONU invitó a las partes a reunirse con otra visión, en el que reconozcan sus errores y atiendan el clamor de las víctimas que quieren ser escuchados

Todd Howland, delegado de la Organización Naciones Unidas, ONU, le hizo un llamado al Gobierno y la guerrilla de las Farc para que desarmen la palabra y lleguen con otra actitud a responderle a las víctimas.

El alto delegado de ONU consideró que las Farc en ocasiones se quiere seguir mostrando como víctima, negando los hechos de violencia que han generado.

De igual modo, la ONU hizo referencia a las falencias que ha tenido el Estado, esperando a que haya justicia, verdad y reparación en Colombia.

Fuente: www.lafm.com.co/

Más hechos y acontecimientos sobre negociación y conflicto en Colombia aquí

 Más información y análisis en: www.opeal.net

Publicado en Hechos

Lunes, 14 de Julio 2014

PEl Gobierno y las Farc retomarán el proceso de paz en La Habana el próximo 15 de julio, momento en el que abordarán el cuarto punto de la agenda, las víctimas del conflicto armado

Las conversaciones, que se iniciaron en la capital cubana en noviembre de 2012, fueron suspendidas durante los procesos electorales al Congreso, al Senado y a las presidenciales del país, que concluyeron el 15 de junio con la reelección del presidente colombiano, Juan Manuel Santos.

Las partes ya han logrado acuerdos parciales en tópicos como drogas y cultivos ilícitos, tierras y participación política, los tres primeros puntos de la agenda del proceso.

Fuente: www.wradio.com.co/

Más hechos y acontecimientos sobre negociación y conflicto en Colombia aquí

 Más información y análisis en: www.opeal.net

Publicado en Hechos
Lunes 14 de Julio de 2014 14:44

Proceso de paz: la hora más difícil

Lunes, 14 de Julio 2014

Por cuenta de las víctimas, que además de sacar a flote las tensiones más profundas de esta compleja negociación, a veces parecen tan divididas como los actores armados que las atropellaron, el proceso de paz en Cuba vive uno de sus momentos más delicados.

Varias reuniones en los últimos
días han puesto de presente que el movimiento de víctimas dista de ser homogéneo y que lograr que se sientan adecuadamente representadas y escuchadas en la negociación con las Farc (no se diga con el ELN) será de lo más complicado.

Después de una reunión de dos días, el gobierno y las Farc anunciaron que la Mesa de La Habana arranca el punto sobre víctimas el 15 de julio. En junio se acordaron diez principios para abordarlo, pero todo está pendiente, desde cómo cada uno responderá por la victimización causada hasta cómo participarán las víctimas en la negociación.

Entre tanto, Naciones Unidas y la Universidad Nacional empezaron los foros con las víctimas que les solicitó la Mesa de La Habana. El 4 y 5 de julio hicieron el de Villavicencio y el 10 y 11, el de Barranca, cada uno con unos 500 participantes. Están previstos otros, en Barranquilla y Cali, y en esta última ciudad realizarán el foro nacional de cierre.

En estos eventos, en mesas de trabajo cerradas, las víctimas hacen propuestas para enviar a La Habana, que las partes utilizan como insumos. Aunque la participación es masiva y diversa, y, por lo que se sabe, hay coincidencias en las propuestas, han empezado a oírse quejas desde sectores ligados a víctimas de esa guerrilla.

Herbin Hoyos publicó un artículo titulado ‘El matoneo a las víctimas de las Farc’, en la página web de su programa Las Voces del Secuestro. “¿Qué pueden hacer las víctimas de las Farc cuando llegan a los foros y se encuentran que las mesas y todos los escenarios están controlados por gente de la Unión Patriótica, Partido Comunista, Marcha Patriótica, Colombianos y Colombianas por la Paz?”, señaló.

Algunas víctimas de las Farc critican que en los eventos oficiales quedan en minoría frente a las de paramilitares y agentes del Estado, y piden foros aparte o mesas exclusivas en los que convocan la ONU y la Nacional, de los cuales se han marginado varias organizaciones. Es un hecho que estas últimas tienen una larga tradición organizativa de la que no siempre hacen gala las víctimas de las Farc. Sin embargo, los foros buscan incluirlas a todas.

Después del foro de Villavicencio, varias organizaciones dirigieron una carta a la ONU y la Nacional en la que dicen sentir “temor e intimidación por la ausencia de garantías” y se quejan de que “los espacios establecidos para las víctimas del grupo guerrillero han sido ocupados por organizaciones cuyo victimario no son las Farc”.

El jueves 3, en el Club El Nogal de Bogotá, seis organizaciones, lideradas por Diana Sofía Giraldo de la Fundación Víctimas Visibles de la Universidad Sergio Arboleda y María Fernanda Cabal, representante a la Cámara electa por el uribismo y cabeza de la Fundación Colombia Ganadera (Fundagan), reunieron a víctimas de las Farc con los negociadores del gobierno Humberto de la Calle y Sergio Jaramillo y Paula Gaviria, de la Unidad de Víctimas. Herbin Hoyos; Clara Rojas, de País Libre y recién elegida senadora; el exdiputado del Valle Sigifredo López; John Frank Pinchao, el policía que se fugó de cautiverio, y otros estaban presentes para hablar con el gobierno y dirigir a las Farc en Cuba 100 preguntas. Varias de estas organizaciones ven con reticencia los foros convocados. “Están invisibilizando a las víctimas de las Farc”, dijo a Semana.com el general Luis Mendieta, quien pasó 12 años en manos de esa guerrilla.

Dos semanas antes, la Mesa Nacional de Víctimas –la mayor organización, construida como parte del proceso de la Ley de Víctimas– convocó una reunión para discutir sus propuestas. Seleccionó varios representantes y, aunque sus iniciativas aún no se han hecho públicas, se sabe que varias enfatizan en temas de verdad y reparación.

Varias organizaciones, como las que se reunieron en El Nogal, no participan de la Mesa Nacional y exigen un trato diferenciado. Las víctimas de homicidio y secuestro entre los ganaderos, que un reciente libro publicado por Fundagan cuantifica en 3.293 entre 1972 y 2008, dicen que sus principales victimarios son las Farc y el ELN. Y, mientras algunas víctimas de las Farc o sus representantes dicen que la izquierda se ha tomado la vocería de las víctimas de agentes del Estado o los paramilitares, desde la otra orilla se oyen acusaciones de que el Centro Democrático intenta ‘capturar’ a las víctimas de las Farc.

Las víctimas son el tema decisivo del proceso en La Habana y lo serán con el ELN en caso de negociación. Según Fabrizio Hoschild, coordinador de Naciones Unidas en Colombia, tienen sus manos las tres llaves hacia un país en paz. Tendrán “la última palabra sobre justicia –vista en su totalidad, incluyendo tanto procesos de verdad y reparación como medidas para asegurar la no repetición”. Son “quienes mejor pueden liderar cualquier proceso de reconciliación”. Y, si el proceso “deja insatisfecha a la mayoría de las víctimas no será ni ético ni sostenible”.

Poner a las víctimas en el centro del proceso es decisivo para la legitimidad internacional de lo que se acuerde. Así lo reconoce el gobierno y hay gran expectativa por la actitud que adopten las Farc. Para ellas, este punto es un momento de no retorno, cuando les corresponde hacer gestos convincentes sobre su responsabilidad en el conflicto. Por eso, pese al acuerdo en los diez principios que reconocen que los derechos de las víctimas no se negocian en la Mesa y que les dan participación directa en la negociación, esta fase de las conversaciones va a ser muy difícil.

Ahora que la negociación en La Habana se concentra en las víctimas, estas están pasando a primer plano, con todo su sufrimiento pero también con todas sus contradicciones. Existe el riesgo de que sectores políticos intenten instrumentalizar el movimiento o partes de él, o de que las víctimas se dividan por victimarios. Lo más sano para el proceso sería que ni las víctimas de agentes del Estado o de los paramilitares se vuelvan ‘monopolio’ de la izquierda, ni que el Centro Democrático ‘capture’ a las de las Farc.

Es un hecho que el proceso electoral dejó un ambiente muy polarizado, que se refleja en las víctimas, y que las Farc ven en los foros la posibilidad de movilizar sectores afines para tratar de influir en la Mesa en una discusión que las afecta no solo como organización sino que toca a cada uno de sus jefes individualmente. El gobierno, por su parte, que con la Ley de Víctimas y otras medidas empezó a reconocer la responsabilidad del Estado y sus agentes, está ante el difícil reto de que todas las víctimas se sientan tenidas en cuenta.

Caso aparte, pendiente de acordar en Cuba, es cómo 6,3 millones de víctimas registradas pueden ser representadas. Quizá lo más práctico es que no hubiera una delegación sino muchas, que se sucedan un ciclo tras otro. Pero este tema también divide a las víctimas, pues casi todas quieren ser oídas y tenidas en cuenta.

En el fondo, la mayoría pide cosas similares. En los foros hay víctimas de las guerrillas y de los militares coincidiendo en propuestas. No es improbable que se llegue a acuerdos en torno a mecanismos como una comisión de la verdad, que cubriría a todos los victimarios. Aunque algunas víctimas enfatizan en demandar castigo, la mayoría insiste en garantías de verdad, reparación y mecanismos que aseguren la no repetición de lo que les ocurrió. Lo dijo Sigifredo López en El Nogal: “Escuchar a nuestros victimarios contar la verdad completa y oírles pedir perdón de manera sincera”. Para el general Mendieta lo más importante es que las Farc digan qué pasó con los cerca de 200 uniformados que, según sus cálculos, siguen sin aparecer. La necesidad de verdad fue un tema prominente en los foros de Villavicencio y en Barranca. Y también en las mesas regionales que hizo el Congreso el año pasado.

Hay, ciertamente, condiciones para que las víctimas cumplan un papel destacado en la negociación y sus propuestas sean incorporadas en los acuerdos. Pero, ahora, cuando llegó la hora de oírlas, empieza lo más difícil. Y demandará mucha filigrana sortear las presiones que introducen en el movimiento de víctimas la polarización y los intentos de politizar sus legítimas demandas.

Proceso de paz: la hora más difícil. La Mesa de negociaciones de La Habana entre el gobierno y las Farc comienza a discutir el punto de víctimas –el cuarto de seis– el próximo 15 de julio.

Fuente: www.semana.com/

Más hechos y acontecimientos sobre negociación y conflicto en Colombia aquí

 Más información y análisis en: www.opeal.net

Publicado en Hechos

Lunes, 14 de Julio 2014

Este martes comienza un nuevo ciclo en la mesa de negociación entre el Gobierno y las Farc en La Habana (Cuba), tras un receso de más de un mes por los procesos electorales. En este encuentro se discutirán el reconocimiento de las víctimas y las vías para su reparación.

En reuniones previas se debatió sobre la forma como los representantes de las víctimas participarán en las mesas, pues el gran reto del Gobierno debe ser el reconocimiento equitativo de quienes han sido afectados por el accionar de las Farc, el Eln y los paramilitares.

Según expertos, esta etapa estará marcada por el interés de Santos en “acelerar” la firma de un acuerdo para poder adelantar reformas políticas que le exigen los partidos de izquierda, sin afectar la negociación y evitando que el ambiente electoral de los comicios locales de octubre del 2015 perturbe el proceso de paz.

“Va a haber un mayor impulso e interés del Gobierno en que los diálogos se aceleren, pues este quiere que el proceso de paz termine antes del mes de octubre y se refrende con tranquilidad antes de marzo de 2015, para que no se contamine por el ambiente electoral”, aseguró a la AFP el politólogo Fernando Giraldo.

Este profesor de la Universidad Javeriana prevé además que “el Gobierno está presionado por la izquierda, que lo ayudó a ganar la reelección para que adelante rápidamente reformas políticas, que si se producen antes del fin del proceso de paz podrían incomodar a las Farc, sobre todo si tocan puntos ya acordados en La Habana sobre la participación política” de los rebeldes.

Giraldo dijo que la izquierda, que optó por la reelección de Santos precisamente para impulsar los diálogos de paz, lo presiona sobre todo para que reforme los sistemas judicial y electoral, ambos claves para las Farc y para el fin del conflicto armado de 50 años.

Sin embargo, hay quienes piensan que los temas pendientes en torno a las víctimas y el desarme es posible resolverlos en el curso de esta negociación. “Más difícil era llegar a los acuerdos anteriores”, aseguró a AFP el director del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos, Jorge Restrepo.

Por tanto, se avizora “una negociación muy rápida” a partir de mañana, en vista de que se ha consolidado la credibilidad de los equipos negociadores. “Aparte, la oposición de derecha radical encabezada por Álvaro Uribe se dará ahora desde el Congreso, y al canalizarse por un organismo institucional, desaparecerá en parte el ruido dañino que se hacía a través de los medios”, afirmó Restrepo.

Tras la victoria del presidente Santos frente al candidato uribista Óscar Iván Zuluaga, la confianza de la opinión pública en que los diálogos de La Habana resulten en la firma de la paz se disparó de 42 por ciento en mayo a 64 por ciento a principios de julio, según un sondeo del Centro Nacional de Consultoría. No obstante el optimismo, los expertos destacaron que aún existen factores que podrían poner en riesgo un acuerdo de paz, como la demanda de las Farc de una Asamblea Constituyente para sellar los acuerdos.

Balance de las negociaciones

Los diálogos se iniciaron en noviembre del 2012 y hasta ahora se han alcanzado acuerdos sobre el tema agrario, la participación política de los desmovilizados y el narcotráfico. Falta la reparación de las víctimas, el abandono de las armas y el método para refrendar los acuerdos.

Humberto de la Calle, jefe del equipo negociador del gobierno en el proceso de paz.

Fuente: www.eltiempo.com/

Más hechos y acontecimientos sobre negociación y conflicto en Colombia aquí

 Más información y análisis en: www.opeal.net

Publicado en Hechos

Noticias de Cali, Valle y Colombia

Viernes, 11 de Julio 2014

Hace un mes, a pocos días de la segunda vuelta presidencial, el Gobierno Nacional anunció el inicio de la fase exploratoria de diálogos con la guerrilla del ELN. En la comunicación señalaron que se concretaría la agenda y las condiciones de cómo se realizarían los diálogos.

En uno de los puntos que se comunicaron expresaron a la comunidad internacional “la voluntad recíproca” de continuar una fase exploratoria para llegar a las mesas de conversación.

La guerrilla, que estaría en conversaciones con el Gobierno desde enero del presente año, incrementó su actividad en los últimos días argumentando el aniversario de sus 50 años de insurgencia. A finales de junio se atribuyeron el atentado en el complejo Caño Limón Coveñas en Arauca, en donde 13 personas resultaron heridas. El propio ELN reconoció ocho acciones más, cometidas entre junio y el primero de julio en Casanare, Arauca, Norte de Santander y Bogotá.

Estas acciones desataron el rechazo de la opinión pública y de varios sectores. Piedad Córdoba, líder del Movimiento Colombianos y Colombianas por la paz, dijo que rechazaba contundentemente estas acciones y que eso le restaba credibilidad a los diálogos, sin embargo, insistió en la necesidad de conversar.

La Iglesia también se pronunció y en voz del cardenal Rubén Salazar, pidieron que Gobierno y ELN deben sentarse cuanto antes a negociar, ya que esta guerrilla “se ha demorado en entrar al proceso de paz”.

Camilo González, presidente del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), indicó que en la fase exploratoria se evalúan si existen o no posibilidades para instalar una mesa de conversación que no garantiza que se vaya a un acuerdo.

Para González, los ataques son una “lógica absurda, en donde creen que entre más se hagan notar van a llegar pisando duro a la mesa de negociación”.

A su turno León Valencia, analista político señala que los ataques no afectarán el intento de diálogo, porque así como pasó en la fase exploratoria con la Guerrilla, “los grupos lo hacen para ganar puntos en la fase exploratoria y poner condiciones de negociación favorables para ellos”.

Sobre el inicio de esta etapa, Valencia señaló que esta fase es secreta y que en este caso se hizo pública para dar un mensaje político que también contaba con el interés del Eln: “si ganaba Óscar Iván Zuluaga, las conversaciones se hubieran puesto en riesgo, por eso se hizo una declaración pública”.

Desde enero han existido reuniones en Brasil, Venezuela y Ecuador y se están abordando temas similares al de la fase exploratoria con las Farc, que son agenda, metodología, países anfitriones y acompañantes.

Estas conversaciones se enfrentarían a diferencias como la discusión del tema de la minería, “porque significa muchos costos políticos y económicos que están dando vueltas alrededor de la mesa”, dijo el presidente de Indepaz.

Para León Valencia la diferencia es que el Eln quiere una participación ciudadana, y no a través de foros sino con un carácter más directo. Valencia coincide con que el tema de los recursos naturales también es imprescindible en las condiciones de esta nueva negociación.

Otro de los puntos álgidos ha sido el de cese al fuego bilateral, que fue solicitado por la guerrilla y que según los especialistas no será concedido por el Gobierno. A pesar de esto, se mantendrán los diálogos en medio del conflicto tal y como se hicieron con las Farc.

Finalmente, León Valencia asegura que hay una presión del propio gobierno para que los diálogos avancen rápidamente, porque hay que sincronizar ciertos acuerdos con los de las Farc, que “tienen mira puesta en las elecciones de 2015 y existe un calendario forzado por la política”.

Para Camilo González, a finales de agosto podría estarse informando sobre los avances de la fase exploratoria que tendrían una concreción a finales de este año.

Aunque no se habla de avances concretos, se puede decir que se estarían planificando las condiciones logísticas y que se mantiene el deseo de establecer una mesa de conversación.

Así van los diálogos con el ELN a un mes de ser anunciados por el Gobierno

Fuente: www.elpais.com.co/

Más hechos y acontecimientos sobre negociación y conflicto en Colombia aquí

 Más información y análisis en: www.opeal.net

Publicado en Hechos

Vanguardia.com

Viernes, 11 de Julio 2014

En la ceremonia realizada el pasado 3 de julio en el Club el Nogal, las víctimas aseguraron que la carta será entregada a la Embajada de Noruega, país garante en las conversaciones de La Habana, y que tendrá como destinatario a las Farc en la mesa de diálogo.

De acuerdo con lo anterior, los afectados por el grupo guerrillero consideraron tener en cuenta tres puntos importantes:

Indicaron que “no queremos oportunistas ideologizados ni de izquierda, ni de derecha. Le pedimos a los medios no deslegitimar nuestro dolor. Nosotros nos representamos a nosotros mismos.

De otra parte, le piden a la sociedad colombiana que sea veedora de que estas preguntas, donde madres, padres y hermanos, que preguntan por sus hijos, lleguen a La Habana.

Finalmente, buscan agradecer al comisionado de Paz, Sergio Jaramillo; a Humberto de La Calle, jefe negociador del gobierno en La Habana; a Paula Gaviria, Directora de la Unidad de Víctimas; y a la ONU.

Colprensa/VANGUARDIALIBERAL

Fuente: www.vanguardia.com/

Más hechos y acontecimientos sobre negociación y conflicto en Colombia aquí

 Más información y análisis en: www.opeal.net

Publicado en Hechos

Viernes, 11 de Julio 2014

Monseñor Luis Augusto Castro dijo que la paz no se puede firmar a la ligera. Celebró los avances en el proceso con las Farc en Cuba y le pidió al ELN que asuma con seriedad las conversaciones con el Gobierno.

“Al ELN hay que decir que ojalá se empiece un proceso pero no como los procesos anteriores. Ellos son especialistas en dialogar, ellos dialogan con unas ganas terribles porque son expertos y cuando tienen que asumir algún compromiso se levantan de la mesa. Eso así no sirve”, indicó el entrante presidente de la Conferencia Episcopal.

El presidente de la conferencia episcopal dijo que los procesos de paz deben terminar en un verdadero desarme.

“El diálogo por el diálogo no. Es que sea un diálogo realmente como un camino eficaz y real para la consecución de la paz en el país. En ese sentido pues que se les abran todas las puertas para que se llegue a un proceso que termine en el desarme. Si no, es una fantasía sin desarme”, agregó.

Finalmente Castro dijo que las Farc están “tomando en serio” el proceso de paz en La Habana y “haciendo las cosas bien”.

Fuente: www.caracol.com.co/

Más hechos y acontecimientos sobre negociación y conflicto en Colombia aquí

 Más información y análisis en: www.opeal.net

Publicado en Hechos

Viernes, 11 de Julio 2014

La Conferencia Episcopal colombiana eligió como su nuevo presidente a monseñor Luis Augusto Castro, hasta ahora arzobispo de Tunja y que cuenta con amplia experiencia en negociar con las FARC y el ELN en casos de liberación de soldados secuestrados, informó el organismo.

Con su nombramiento, el catolicismo, la principal congregación del país, se prepara para participar de lleno en la implementación del eventual acuerdo de posconflicto, que podría llegar si concluyen con éxito las negociaciones del proceso de paz entre el Gobierno y las FARC en La Habana, que encaran su recta final.

“No podemos quedarnos con una reconciliación barata, falsa y con un disfraz de impunidad”, dijo el prelado en rueda de prensa al ser consultado sobre cuál sería el escenario deseable para el posconflicto.

Añadió que hasta el momento “sólo se han manejado conceptos, ahora hay que manejar con el corazón”, y aunque valoró las negociaciones de La Habana, insistió en que se debe dar un salto de diálogo por el diálogo a una reconciliación real.

Castro, de 72 años, es teólogo y filósofo de formación, y durante su carrera se ha desempeñado, entre otros cargos, como obispo de San Vicente del Caguán, en el departamento de Caquetá (sur), y de forma más estable como encargado de la Archidiócesis de Tunja (centro) desde hace 16 años.

Esta será la segunda vez que monseñor Castro dirija la Conferencia Episcopal, después de haberlo hecho entre 2005 y 2008, tarea que asumió tras convertirse en presidente de la Comisión de Conciliación Nacional.

Esta asociación, creada por la Conferencia Episcopal de Colombia en 1995, tiene como objetivo la búsqueda de soluciones políticas al conflicto armado, acompañar los esfuerzos de paz del país y crear y facilitar vínculos de encuentro entre el Gobierno, las guerrillas y los grupos de autodefensa.

Así las cosas, su currículo sirve de declaración de intenciones de la Iglesia católica con respecto al proceso de paz abierto entre las FARC y el Gobierno, que el 15 de julio retomarán los diálogos para abordar la situación de las víctimas, el cuarto punto del total de cinco que contiene la agenda.

Dentro de la participación de la Iglesia en este proceso se incluye su presencia en los foros de paz convocados por la ONU y la Universidad Nacional, que se celebran en cuatro localidades de Colombia entre julio y agosto.

Dichos encuentros, a los que se estima que asistan en total más de 1.600 víctimas directas del conflicto armado colombiano, tienen como finalidad la presentación de propuestas que llegarán ante los negociadores de La Habana a principios de septiembre.

monsenor castro

Fuente: www.infolatam.com/

Más hechos y acontecimientos sobre negociación y conflicto en Colombia aquí

 Más información y análisis en: www.opeal.net

Publicado en Hechos

Jueves, 10 de Julio 2014

Luego de un largo receso el Gobierno Nacional y la guerrilla de las Farc seguirán conversando con el fin de llegar a un acuerdo general para la terminación del conflicto en el país. Cabe recordar que las dos delegaciones el pasado 7 de junio aseguraron que la finalidad del cuarto punto en discusión es el reconocimiento de las víctimas.

En esa fecha ambas delegaciones aseguraron que habrá reconocimiento de las víctimas, reparación, esclarecimiento de la verdad, satisfacción de los derechos de las víctimas y garantías de no repetición además de un principio de reconciliación, de igual forma, se acordó que pronto recibirán una primera delegación de víctimas que las represente de forma “plural y equilibrada”.

Este martes las delegaciones aseguraron que los pasados 6 y 7 de junio se realizaron reuniones preparatorias para discutir el siguiente punto en la agenda de diálogo para el fin del conflicto, y agregan: “se acordó que el próximo 15 de julio nos encontraremos nuevamente en La Habana con el fin de avanzar en dicho tema”.

El proceso de diálogo entre el Gobierno y la Guerrilla ha avanzado logrando acuerdos en tres puntos: Desarrollo Agrario Integral, Participación en Política y Drogas Ilícitas y Narcotráfico.

El 15 de julio Gobierno y Farc comienzan la discusión sobre víctimas

Fuente: www.elespectador.com/

Más hechos y acontecimientos sobre negociación y conflicto en Colombia aquí

 Más información y análisis en: www.opeal.net

Publicado en Hechos
Jueves 10 de Julio de 2014 14:44

ONU se reunirá con las víctimas de las Farc

Jueves, 10 de Julio 2014

En Barrancabermeja, uno de los grandes focos del conflicto armado, será escenario desde mañana de un foro de víctimas convocado por la ONU para recoger propuestas que irán a parar a la mesa de negociaciones del Gobierno y las Farc en Cuba.

El de Barrancabermeja, a orillas del río Magdalena y donde se han disputado el territorio guerrillas y paramilitares durante años, es uno de los tres foros que la ONU, junto a la Universidad Nacional de Colombia, ha convocado este mes para que las víctimas sean escuchadas.

Esta iniciativa sigue a otras celebradas anteriormente sobre el problema de la tenencia de la tierra, participación política de guerrilleros desmovilizados y drogas ilícitas, los tres primeros puntos de la agenda de La Habana sobre los cuales ya hay preacuerdos encaminados a poner fin a 50 años de conflicto armado.

Y es que en el proceso de paz ha llegado la hora de discutir la situación de las víctimas, uno de los asuntos más sensibles, dado que, según el Centro de Memoria Histórica, este conflicto ha dejado 220.000 muertos, unos 25.000 desaparecidos, 5,7 millones de desplazados y 27.000 secuestrados, además de unas 2.000 masacres.
Las Farc y el Gobierno, que negocian la paz desde noviembre de 2012, iniciaron en junio pasado la discusión sobre víctimas y acordaron una "declaración de principios" que ha sido calificada de "histórica".

En el documento propusieron reconocer "a todas las víctimas del conflicto" y su "responsabilidad".
"No vamos a intercambiar impunidades", prometieron entonces en un comunicado conjunto, al comprometerse a "esclarecer lo sucedido a lo largo del conflicto, incluyendo sus múltiples causas, orígenes y sus efectos", resarcir a las víctimas "por los daños que sufrieron", así como definir una "garantía de no repetición".
El foro regional de Barrancabermeja, que durará dos días, será el segundo sobre víctimas tras el organizado en Villavicencio la semana pasada, mientras que Barranquilla (norte) acogerá otro similar los días 17 y 18 de julio, para concluir en Cali (suroeste), la tercera ciudad del país, con un foro nacional entre el 5 y el 6 de agosto.
Las propuestas que saldrán de estos foros serán enviadas a Cuba en septiembre próximo, según la ONU.

Barrancabermeja, un puerto petrolero del Magdalena y cuna de sindicalistas, fue escenario entre los años 2000 y 2001 de la incursión paramilitar que ya había sembrado el terror en la región y que se apoderó del casco urbano tras desbancar a la guerrilla.

Se trata de una zona acosada durante años por una violencia sin límites que se ha traducido en masacres y graves violaciones a los derechos humanos.

Fuente: www.elespectador.com/

Más hechos y acontecimientos sobre negociación y conflicto en Colombia aquí

 Más información y análisis en: www.opeal.net

Publicado en Hechos
Página 6 de 66
Instituto de Ciencia Política Calle 70 No. 7ª-29 PBX: 317 79 79 Fax: 317 79 89 Bogotá - Colombia www.icpcolombia.org